Model picture: Untitled

Publicado en Fotografía Artística | 1 Comentario

In vino veritas

3MP photographies intervened to simulate the latin expression in vino veritas, that means in wine there’s the truth.

Awarded in the photography exhibition “imagen“. Universidad del Tolima: November 26, 2009.

Publicado en Fotografía Artística | Deja un comentario

Estudio de puntos y líneas (2009)

Publicado en Dibujo / Draw, Dibujo a tinta | Deja un comentario

Cuerpos

Charcoal pencil, 8 1/2 x 11 inch

Carboncillo, 21.59 x 27.94 cm

Publicado en Dibujo / Draw, Dibujo al carboncillo | Deja un comentario

Sin título #1

* * *

* * *

Publicado en Dibujo computarizado (grafismo) | Deja un comentario

Estudios de fotografía

Publicado en Ejercicios fotográficos/Experimentos | Deja un comentario

Visual poetry

Publicado en Poesía visual y caligramática | Deja un comentario

Peluzario en transición

Peluzario en transición es el segundo volumen de la colección Libriticos, publicada por la Editorial Subrepticia. Estas imágenes hacen parte del libro y están compuestas por las mismas piezas vectorizadas: viradas, reducidas/aumentadas, multuplicadas, etc.

El libro es un juego de percepción visual y plantea de forma inherente un análisis de la repetición y de la fragmentación de una misma imagen para derivar en muchas otras; todas ellas abstractas figurativas, en este caso.

Publicado en Dibujo / Draw, Dibujo computarizado (grafismo), Diseño y producción editorial, Libriticos | 1 Comentario

Italian leather sofa

https://i0.wp.com/photos-d.ak.fbcdn.net/hphotos-ak-snc1/hs131.snc1/5611_100020753226_705298226_2162581_1868923_n.jpg

Publicado en Intervención/Acción | 1 Comentario

Drexnius

Publicado en Dibujo computarizado (grafismo) | Deja un comentario

Some drawings

Publicado en Dibujo / Draw | Deja un comentario

Los talleres de animación a la lectura

Las actividades lúdicas literarias están en auge desde hace varios años en todo el mundo. Esto se debe, entre otros factores, a las investigaciones relacionadas con la promoción de lectura y a la necesidad de promover espacios y actividades que acerquen a las personas a los libros, pues es innegable el descenso en el nivel de lectura de las personas desde finales del siglo pasado, como consecuencia del acceso a la Internet.

Existen distintas actividades lúdicas literarias, como las tertulias, los clubes de lectura, las lecturas públicas y los talleres de animación a la lectura. La última se caracteriza por ser eventual y no de proceso. Esta característica plantea ventajas y desventajas, que no hacen parte del presente análisis; sin embargo, podemos decir que principalmente ofrecen la contundencia del suceso de vida. Permiten el encuentro lúdico entre los asistentes y la literatura seleccionada por el promotor que la dirige.

Los talleres de animación a la lectura sirven para romper el hielo entre las personas no iniciadas en la lectura lúdica, o en las apenas iniciadas, y la literatura artística. Los asistentes se acercan gratamente a los textos que se les ofrece durante la actividad y se inicia así un nuevo proceso en sus vidas, derivado del descubrimiento que hacen de una modalidad de lectura distinta a la realizada en la formación escolar.

https://i2.wp.com/farm5.static.flickr.com/4060/4237044861_a6c55a6261_b.jpg

Publicado en Promoción y animación de la lecto-escritura | Deja un comentario

La importancia de la literatura latinoamericana

Resulta valioso para cualquier persona el reconocimiento de su historia y de los pensadores que han hecho parte de ella. Hay dos maneras complementarias de conocer los hechos relevantes del pasado: la historia y las artes.

Asimismo, las artes aportan un elemento de peso cuando se pretende forjar seres humanos con visión-mundo, capaces de entender su entorno, de construirse como seres sociales y políticos y de interpretarse como sujetos capaces de provocar un cambio favorable en su vida y en la de otros.

Si pensamos en el continente americano, podemos decir por simple inferencia que es muy amplio, que es diverso. Si lo analizamos desde un punto de vista cultural, descubrimos rápidamente que está colmado de experiencias de vida, de múltiples culturas y de visiones distintas de la vida, que han sido leídas, pensadas y replanteadas en cada lugar y momento de la historia por artistas e intelectuales. Todos ellos han alimentado, consciente o inconscientemente, su creatividad y su espíritu con las múltiples lecturas hechas: textos literarios, noticias, películas, obras plásticas, etc.

Como era de esperarse, el continente americano ha pasado por múltiples épocas y vertientes artísticas, todas ellas con un significado particular, desde lo estético, lo político, lo histórico, lo social o lo popular. La literatura no ha sido la excepción en este sentido. Una de las épocas más influyentes del continente fue la acontecida en América Latina entre los años sesentas y los ochentas del siglo pasado, donde estuvieron presentes muchos autores, pensadores y eruditos, que desarrollaron obras impecables, como es el caso de Jorge Luís Borges, Carlos Fuentes, Julio Cortázar, Mario Vargas Llosa, Gabriel García Márquez, Juan José Arreola y Augusto Monterroso, entre muchos otros.

Para nosotros es, tácitamente, un gran placer pertenecer a un lugar de convergencia cultural, como Latinoamérica. Por esta razón, considero de gran importancia que como sujetos-mundo culturales, tengamos una noción de la literatura que nos ha entregado Latinoamérica y nos brindemos la posibilidad de reconocernos en el sin fin de textos que se han escrito en estas tierras, para conocernos mejor: entendernos y comprendernos; con el ánimo incansable del ser humano integral que muchos de nosotros queremos ser.

Publicado en Promoción y animación de la lecto-escritura | Deja un comentario

Sigaretta

Fotografía digital intervenida.

Publicado en Fotografía intervenida | Deja un comentario

Haikus de Carlos Gutiérrez Cruz

Texto publicado en la Revista Subrepticia, en octubre de 2008.

A muchos nos atrae la magia natural del Haiku, su aparente debilidad y su fuerza inagotable a través del tiempo.

Recientemente, me he reencontrado por fortuna con un bello poema de Carlos Gutiérrez Cruz, que leí por primera vez en la Antología poética zoológica panamericana y europea, si no me traiciona mi descuidada memoria, a finales del año 2004. No está de más decir que la nombrada antología es uno de los libros recomendables por excelencia, dada la magistralidad de la selección, la traducción y la edición de la misma.

Se trata del poema «El alacrán»; un texto cargado simultáneamente de atmósfera poética literaria y del misticismo inherente a la presencia del animal a quien ha sido dedicado. El poema dice así:

Sale de un rincón
en medio de un paréntesis
y de una interrogación.

Leer por primera vez el poema fue significativo para mi formación en el ámbito poético. No conocía aún los conceptos relacionados con la contemplación, la elaboración meditabunda y la posterior interpretación introspectiva que implica la presencia de un Haiku. Sin embargo, poco tiempo después tuve el placer de participar en un taller de creación poética, dirigido por Gabriel Arturo Castro, en el cual tuve un acercamiento valioso al Haikai y al Haiku. Tras mi primera lectura, como era de esperarse no descubrí la, ahora notoria, presencia de la filosofía oriental en los escritos del mexicano Gutiérrez Cruz, un poeta que innegablemente influenció al que ahora reconozco como el primer teórico latinoamericano del Haiku: José Juan Tablada. Hay dos textos más, publicados en el libro Bestiario, al igual que la primera edición de «El alacrán», que muestran la preocupación poética que experimentó el autor en la cotidianidad.

Los ratones

Los ratones
detrás de la mampara,
escriben a máquina.

El pelícano

cafetera de porcelana
que va flotando
por el agua.

Los poemas de su Bestiario están cargados de elementos importantes en la poesía. El truco ahora para nosotros, los lectores es descubrir, como el poeta, que lo cotidiano está lleno de magia, de asombro inconsciente y de revelaciones, esperando ser descubiertas.

Fernando Caicedo Albarello

Publicado en Reseña | Deja un comentario

The poet (autorretrato, 2008)

Lectura de poemas de mi autoría en el marco del Festival Internacional de Poesía “Festival de los Ocobos”, en 2008.

Publicado en Autorretrato | 2 comentarios

Algunos Hai-kus

Un grito final
¿Será esto el amor?
Ganas de regresar

Amor es ahora
palabra solemne.
Quiero lo cotidiano.

Aún respiras
dentro de mi corazón
¡Qué fría mañana!

La mano sigue
garabateando
sí sale el dolor

El ojo se abre
la boca se cierra
Llora tu corazón

La encuentra aquí
y parece la eternidad
Pura fantasía.

Publicado en Poesía | Deja un comentario

Club de Lectura del Conservatorio del Tolima, 2008

[Conservatorio.jpg]

La dependencia de Bienestar Universitario del Conservatorio del Tolima decidió crear un Club de Lectura, cuyo funcionamiento inició en el semestre A de 2008 y estuvo a cargo de Fernando Caicedo Albarello hasta noviembre del mismo año.

 

Publicado en Diseño gráfico, Promoción y animación de la lecto-escritura | Deja un comentario

Final de nos

!f_canoa (envejecida) por ti.

¿Recuerdas esa noche?

Leíste una página del libro
que me acompañó durante la guerra.

Esa última guerra
¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬ entre mis mundos.

Debajo del minuto,
¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬ dormimos.

En nuestro sueño,
¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬ que era uno entonces

vimos lo negro y lo blanco brotar de la misma mano.

Y¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬–espectadores de lo malnombrado–

presenciamos nuestro fin:

¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬ La mañana de hoy,

¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬ El sonido viril de los acordes

¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬ El dolor de las viceras cansadas

¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬ Moribundas ballenas varadas,

¬¬¬¬¬¬¬¬¬ celebrando

¬¬¬¬¬¬¬nuestra

¬¬¬¬muerte.

Publicado en Poesía | Deja un comentario

Taller de estrategias de lectura en familia

Se realizó con 35 niños, sus respectivos padres y sus abuelos, gracias al convenio Biblioteca Darío Echandía-Corfeinco. Participamos 4 talleristas.

Publicado en Promoción y animación de la lecto-escritura | Deja un comentario

Rostro 1

Técnica: Vinilo sobre papel
Tamaño: 22 x 28 cm

Publicado en Pintura | Deja un comentario

Algunos Hai-kus

Un grito final
¿Será esto el amor?
ganas de regresar

Amor es ahora
palabra solemne.
Quiero lo cotidiano.

Aún respiras
dentro de mi corazón
¡Qué fría mañana!

La mano sigue
garabateando
sí sale el dolor

El ojo se abre
la boca se cierra
Llora un corazón

La encuentra aquí
y parece la eternidad
Pura fantasía.

Publicado en Poesía | Deja un comentario

Un caminante

Publicado en Fotografía urbana | Deja un comentario

Bota

Publicado en Fotografía intervenida | Deja un comentario

Estudio de las mitades del rostro, primera parte

Publicado en Autorretrato | Deja un comentario

Tertulia Club Liberatura, sem. B/08

[Tertulia+Club+Liberatura+(sem+B-08).JPG]

Publicado en Diseño gráfico, Promoción y animación de la lecto-escritura | Deja un comentario

Cubo luminoso: Estudio de la repetición y la trasposición

Publicado en Arte conceptual y arte idea | Deja un comentario

Siempre hay una salida

Publicado en Arte conceptual y arte idea | Deja un comentario

La Gioconda: ¿Un gorila pensativo?

Publicado en Arte conceptual y arte idea | Deja un comentario

(h)ojeada

Publicado en Arte conceptual y arte idea, Autorretrato | 1 Comentario

Error 427

[periferico+de+audicion.png]

Publicado en Arte conceptual y arte idea | Deja un comentario

Gioconda: Un alfa diurno en Cartagena

Publicado en Fotografía intervenida | Deja un comentario

Vallejo: El poeta del dolor humano

El transcurrir de las penas por el alma genera, y evoca a su vez, la sensación de que algo ocurrido debe ser escrito sobre el gran papel manchado del acervo cultural. El poeta siente el implícito hedor de la alegría y la sutil belleza de un grito de dolor y los eleva con su canto hasta un estado superior. La verdad sobre lo que no podemos ver revela lo poético de la permanencia en el mundo.

Me atrevo a asegurar que el poeta persigue infalible, hasta encontrar, como la hiena, el placer de la carroña y que, como el león, porta el título de señor de la selva: de la selva de la palabra.

Para aquel que se atreve a escuchar el llamado de dicha selva, la precariedad y la imperfección del lenguaje no existen más; entrará entonces a la realidad, no por la puerta principal, sino por la trasera, la que huele a verdad, a evidencia de un delito del que nadie se responsabiliza.

Cuando la palabra del poema de la vida llega a las manos del ávido escritor, sea éste inocente de letras, un novel aprendiz o un implacaz labrador de la ruptura del lenguaje, todo lo que era imperceptible pierde esta condición y encuentra estadía en la revelación, dentro del poema.

El poema ofrece así un mecanismo de creación, una nueva verdad que ni el tiempo, ni la mirada inexperta podrán abolir. El poema le da vida a los objetos; así mismo, despierta los demonios y le da al poeta y al lector las armas necesarias para vencerlos. Crea seres ingrávidos e inmortales, que no por esto están exentos del sufrimiento y la degradación.

En la poesía de César Vallejo, por ejemplo, lo negro, lo doloroso, lo terrible sale a gritos, sale denunciante, pero renunciante, a través del poema. Aún así, «todo lo sufrido» y la raíz de ello permanecen dentro del alma del poeta, como una forma de rito, como si en verdad diera sus versos en sacrificio: como si se hubiese vestido de ladrón y de verdugo para escribir cada verso.

César Vallejo es acaso el mayor exponente de la poesía del siglo XX. Nació en Santiago de Chuco, Perú, en 1892 y es fue un poeta en toda la extensión y en todas las dimensiones de la palabra.

http://artedelapalabra.files.wordpress.com/2009/06/cesar_vallejo-en-paris.jpg

Tres poemas

En Los heraldos negros, un poema publicado por primera vez en 1918, en un libro homónimo, César Vallejo sirve las palabras como ofrenda a las inclemencias de la vida, al sufrimiento:


    Hay golpes en la vida, tan fuertes… Yo no sé.
    Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
    la resaca de todo lo sufrido
    se empozara en el alma… Yo no sé.

    Son pocos; pero son… Abren zanjas oscuras
    en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
    Serán tal vez los potros de bárbaros atilas;
    o los heraldos negros que nos manda la Muerte.

    Son las caídas hondas de los Cristos del alma,
    de alguna fe adorable que el Destino blasfema.
    Esos golpes sangrientos son las crepitaciones
    de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.

    Y el hombre… Pobre… pobre! Vuelve los ojos, como
    cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;
    vuelve los ojos locos, y todo lo vivido
    se empoza, como un charco de culpa, en la mirada.

    Hay golpes en la vida, tan fuertes… Yo no sé!

En el siguiente poema, conocido como Fue domingo en las claras orejas de mi burro, el poeta demuestra el don de la palabra precisa:


    Fue domingo en las claras orejas de mi burro,
    de mi burro peruano en el Perú (Perdonen la tristeza)
    Mas hoy ya son las once en mi experiencia personal,
    experiencia de un solo ojo, clavado en pleno pecho,
    de una sola burrada, clavada en pleno pecho,
    de una sola hecatombe, clavada en pleno pecho.
    Tal de mi tierra veo los cerros retrasados,
    ricos en burros, hijos de burros, padres hoy de vista,
    que tornan ya pintados de creencias,
    cerros horizontales de mis penas.
    En su estatua, de espada,
    Voltaire cruza su capa y mira el zócalo,
    pero el sol me penetra y espanta de mis dientes incisivos
    un número crecido de cuerpos inorgánicos.
    Y entonces sueño en una piedra
    verduzca, diecisiete,
    peñasco numeral que he olvidado,
    sonido de años en el rumor de aguja de mi brazo,
    lluvia y sol en Europa, y ¡cómo toso! ¡cómo vivo!
    ¡cómo me duele el pelo al columbrar los siglos semanales!
    Y cómo, por recodo, mi ciclo microbiano,
    quiero decir mi trémulo, patriótico peinado.

En Espergesia, Vallejo escribió el verso que lo hiciera el portador oficial de la voz de la tristeza.


    Yo nací un día
    que Dios estuvo enfermo.

    Todos saben que vivo,
    que soy malo; y no saben
    del diciembre de ese enero.
    Pues yo nací un día
    que Dios estuvo enfermo.

    Hay un vacío
    en mi aire metafísico
    que nadie ha de palpar:
    el claustro de un silencio
    que habló a flor de fuego.

    Yo nací un día
    que Dios estuvo enfermo.

    Hermano, escucha, escucha…
    Bueno. Y que no me vaya
    sin llevar diciembres,
    sin dejar eneros.
    Pues yo nací un día
    que Dios estuvo enfermo.

    Todos saben que vivo,
    que mastico… y no saben
    por qué en mi verso chirrían,
    oscuro sinsabor de ferétro,
    luyidos vientos
    desenroscados de la Esfinge
    preguntona del Desierto.

    Todos saben… Y no saben
    que la Luz es tísica,
    y la Sombra gorda…
    Y no saben que el misterio sintetiza…
    que él es la joroba
    musical y triste que a distancia denuncia
    el paso meridiano de las lindes a las Lindes.

    Yo nací un día
    que Dios estuvo enfermo,
    grave.

Estos poemas anuncian lo artístico y lo duradero de la poesía de Vallejo; evidencian la ruptura, la revelación, el trasegar del poeta por los caminos dolorosos del sufrimiento cotidiano. César Vallejo grita con las incontables voces del sufrimiento para una audiencia que lo sigue escuchando y leyendo para descubrir la verdad de lo invisible.

Publicado en Reseña | Deja un comentario

Eclettismo

(dal greco eklektós, scelto).
Indica l’atteggiamento di chi non segue un unico metodo.

Jorge Luís Borges ha detto una volta che la parola rosa può contenere tutta la rosa ma anche il significato della parola. Con la parola eclettismo succede qualcosa simile. Per me, contiene dentro sé stessa tutte le definizioni, metodi e pensieri della storia.

[foto+arrecifes.JPG]

Publicado en Reflexión | Deja un comentario

Bamúm (serie)

 

 

 

Publicado en Dibujo computarizado (grafismo) | Deja un comentario

Abstractismo natural

Publicado en Fotografía abstracta | Deja un comentario

La piel

Tengo la piel dura
como la sal marina
que grita desde fuera del agua.

Tengo la piel dura y cansada.
Y aun así pienso en ti.

Publicado en Poesía | Deja un comentario

Logo de la Revista Subrepticia, para volantes

Publicado en Diseño gráfico | Deja un comentario

Cartagena

Te haces el mínimo.

El sol y la luna no se tienen miedo en esta ciudad.

Escuchas,

repites.

Entendes con tu frente redonda,

no con tu voz interior.

Parece otro país,

¿es el otro país?, ¿se puede ser feliz?

Te despojas de tu piel y

pareces una gallina nueva.

La revelación es tangible ahora,

menos para ti.

[foto+arrecifes.JPG]

Publicado en Poesía | 1 Comentario

Augusto Monterroso

Autodidacta, lector empedernido y un luchador por la justicia, Augusto Monterroso (1921-2003) es considerado el cuentista guatemalteco más importante del siglo XX.

Se le considera uno de los escritores más importantes en el proceso de formación de los más conocidos escritores hispanoamericanos. Es autor del cuento «El dinosaurio», considerado el más breve de la literatura española, que se incluye en la siguiente selección de minicuentos del autor.

El mundo

Dios todavía no ha creado el mundo; sólo está imaginándolo, como entre sueños.
Por eso el mundo es perfecto, pero confuso.


La oveja negra

En un lejano país existió hace muchos años una Oveja negra.

Fue fusilada.

Un siglo después, el rebaño arrepentido le levantó una estatua ecuestre que quedó muy bien en el parque.

Así, en los sucesivo, cada vez que aparecían ovejas negras eran rápidamente pasadas por las armas para que las futuras generaciones de ovejas comunes y corrientes pudieran ejercitarse también en la escultura.


El dinosaurio

Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba ahí.


El burro y la flauta
Tirada en el campo estaba desde hacía tiempo una Flauta que ya nadie tocaba, hasta que un día un Burro que paseaba por ahí resopló fuerte sobre ella haciéndola producir el sonido más dulce de su vida, es decir, de la vida del Burro y de la Flauta.

Incapaces de comprender lo que había pasado, pues la racionalidad no era su fuerte y ambos creían en la racionalidad, se separaron presurosos, avergonzados de lo mejor que el uno y el otro habían hecho durante su triste existencia.


El paraíso perfecto
—Es cierto —dijo mecánicamente el hombre, sin quitar la vista de las llamas que ardían en la chimenea aquella noche de invierno—; en el Paraíso hay amigos, música, algunos libros; lo único malo de irse al Cielo es que allí el cielo no se ve.
.

Publicado en Reseña | Deja un comentario

La mano del hombre

Publicado en Fotografía paisajística | 2 comentarios

Paisaje en mancha

[montaña.jpg]

Publicado en Fotografía intervenida | Deja un comentario